martes, 1 de noviembre de 2011

Las candidaturas independientes en NL. Una experiencia.


Desde 1982 hasta 2003, el núcleo organizador de la AC “Tierra y Libertad” participó en los procesos electorales con candidatos independientes. Los motivos que tuvo la entonces llamada “Unión Comunista”, hoy Partido Obrero Rojo (sin Registro legal) para decidir este tipo de participación, fueron principalmente:
1) En ese entonces se daba la ruptura con la dirección oportunista de Alberto Anaya dentro del Frente Popular “Tierra y Libertad”. Consideramos conveniente utilizar las campañas electorales para dar a conocer públicamente el Programa y los principios del Socialismo Proletario entre las masas de trabajadores y trabajadoras pobres, reivindicando la construcción de un Partido con una línea política, ideológica y organizativa marxista leninista en contacto estrecho con el pueblo sencillo.
2) La obligación de utilizar todos los medios posibles para denunciar el carácter explotador y represor del sistema económico-político mexicano, por lo cual la lucha por acabar de raíz con toda explotación no podía limitarse a buscar formas más democráticas de gobierno, sino debía además propagar la idea de la organización del pueblo para el derrocamiento de la clase dominante y el paso al socialismo como la solución de fondo a la explotación y la represión del pueblo.
3) La necesidad de difundir la conveniencia de una democracia tipo Comuna de París en todos los niveles, desde la fábrica, la colonia, el municipio, el estado y todo el país, para la instauración de una república verdaderamente democrática.
4) La necesidad de exhibir la demagogia del gobierno y los partidos políticos registrados, que niegan a la ciudadanía el derecho más básico: el de ser votado y sólo le reconocen el derecho a elegir quien lo mantendrá sujeto al yugo, en nombre del capital.
5) Difundir algunas demandas económicas y políticas inmediatas, fáciles de comprender por el pueblo que se identifica con ellas, y permitan al mismo tiempo hacer propaganda de nuestros objetivos a largo plazo. Entre estas demandas:
- Todas las personas elegidas para un cargo de representación popular tendrán como remuneración el salario medio de un obrero especializado; estarán obligadas a rendir cuentas y podrán ser destituidas en todo momento por decisión mayoritaria de sus electores.
- Limitación de la jornada laboral a 5 días a la semana, de 8 horas cada día, con pago de 56, para todos los trabajadores (as).
- Servicio médico completo y gratuito para todos a través de un solo sistema de salud (IMSS) en el que los directivos sean elegidos por los asegurados.
- Salarios mínimos y pensiones al 75 % del salario de un obrero especializado. Seguro de desempleo; seguro de la vejez para todas las personas adultas mayores de 65 años.
. Alimentos escolares calientes y gratuitos en todos los planteles de educación pública básica. Turno escolar completo de 7 horas diarias. Uniformes, calzado y útiles escolares a cargo del estado.
. Voto secreto y directo en los sindicatos.
Desaparición del IVA. En su lugar, gravar hasta el 70 % el impuesto a las ganancias de los patrones capitalistas para pagar el gasto público en educación, salud, vivienda, deporte y cultura, etc.
- Registro legal en las elecciones, a los candidatos independientes. Ni un peso del erario público a los partidos políticos y a las campañas. Campañas electorales a través de presentaciones públicas con la misma oportunidad para todos y todas las candidaturas.
En 1985, la Asociación Civil “Tierra y Libertad” organizó el primer debate público en la historia moderna del Estado entre candidatos a la Gubernatura del Estado, asistiendo los candidatos del PAN (Fernando Canales), PRT (Daniel Salazar), PDM (Lázaro Cavazos) y Héctor Camero Haro como candidato independiente.
Ese mismo año, con motivo del fraude electoral del gobierno de Alfonso Martínez Domínguez, se integró la Asamblea Democrática Electoral a la cual fueron invitados a participar Gilfredo Verdugo, Ignacio Staines y Héctor Camero del Partido Obrero Rojo.
En 2003, junto con un grupo de destacadas personas democráticas, elaboramos una iniciativa de Ley para permitir en Nuevo León el registro de las candidaturas independientes con un mínimo de requisitos para su validez. El PRI rechazó la iniciativa gracias a su mayoría en el Congreso.
Actualmente, el congreso Federal ha aprobado de manera general las candidaturas independientes. Es de esperarse que impongan una serie de requisitos que impidan al ciudadano sencillo su postulación; que incluyan estas candidaturas dentro del derroche insultante de prebendas y que mantengan la negativa a la revocación de mandato, con lo cual la ciudadanía no tiene garantía alguna de que los independientes cumplan o se porten mejor que los candidatos de los partidos registrados.
Los procesos electorales pueden y deben utilizarse para exhibir las miserias de este sistema caduco, para organizar y concientizar al pueblo; crear ilusiones de un verdadero cambio a través de las elecciones, es engañarse y engañar a la población junto con los partidos políticos, todos sin excepción, al servicio de la clase en el poder.
Foto: nota del periódico "El Porvenir", de 1982, Primera candidatura independiente del POR con Ignacio Staines para Alcalde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada