sábado, 20 de febrero de 2010

Avalan Radios... sin potencia

Daniela Rea (REFORMA). 20 de febrero de 2010.
Luego de varios años de solicitar permisos para transmitir y de padecer el acoso de las autoridades, seis radios comunitarias recibieron el permiso oficial de la Comisión Federal de Telecomunicaciones.

Sin embargo, sólo les autorizó una potencia de 20 watts. “Con esa potencia no vamos a pasar ni del templo que está en frente de la radio”, reprochó Adán López Santiago, de Radio Zaachila, de Oaxaca.

La emisora tenía 3 años transmitiendo con 600 watts de potencia para llegar a los 28 mil habitantes del municipio. Los 20 watts que recibieron de permiso apenas alcanzarán para cubrir a 3 de los 9 barrios de la comunidad. La Cofetel entregó ayer los primeros seis permisos que otorga a radios comunitarias desde el 2004. Adán llegó a la Ciudad de México a recoger el documento.

Sabía que habría problemas con la potencia porque en todo el proceso Cofetel negó el acceso al expediente técnico sobre la viabilidad de la transmisión. “Esperábamos algo de esto, al menos que nos respetaran los 600 watts. Estamos encabronados porque después de tanta represión, después de que nos balacearon la casa de un compañero, de habernos amenazado de muerte y demás... esto, esto (dice mientras señala el papel) lejos de ser motivo de orgullo es motivo de encabronamiento”.

Igual situación padece Radio Por la Igualdad Social, que transmitía en el norte de Monterrey. “Con 100 watts alcanzábamos un radio de 4.5 kilómetros a la redonda, por eso habíamos pedido 500. Monterrey es una ciudad donde llega mucha gente de fuera, que necesita apoyo legal para sacar su documentación, sus actas de nacimiento, sus documentos para la seguridad social, simplemente para encontrar trabajo. “Desde el punto de vista informativo y de asesoría la radio tenía un lugar importante”, dice Héctor Camero, líder de la estación.

Héctor enfrenta un proceso judicial por transmitir desde el 2001 de manera “alegal”, como le llama él. En junio del 2008 la Policía Federal irrumpió en las instalaciones y el gobierno federal inició la demanda. Desde entonces la radio no transmite.

También Radio Aro, de Nezahualcóyotl, recibió 20 watts de permiso. La estación transmitía con 300 watts para hacer frente a las 6 radios piratas (comerciales sin permiso). Una de esas, acusa Juan Francisco Barrón, se llama Josna Radio y pertenece al regidor priista Josué Nava. “Con el permiso que nos dieron no podemos hacer nada frente a ellos, no nos van a escuchar ni los vecinos pues. Quisiera que eso lo viera la Cofetel, que explicara porqué nos dan la vuelta así”, dice.Pero Cofetel no ha explicado porqué a 4 de las 6 radios les dio 20 watts (a una le autorizó 160 y a otra 200). Durante el proceso del permiso no dejó a los interesados acceder al expediente técnico, a pesar de que se solicitó vía IFAI y a través de un amparo.

Cofetel explicó cuestiones “técnicas”, como el hecho de la saturación radiofónica. Pero a los comunitarios no les cuadra el argumento cuando saben que a Radio Ibero (de la Universidad Iberoamericana) le autorizaron una potencia de 3 mil watts.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada