viernes, 26 de noviembre de 2010

Castigo penal a radiodifusores es el regreso a la inquisición: Frank La Rue

“Tener una frecuencia no autorizada no puede ser delito”, sostuvo el relator de Libertad de Expresión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Frank La Rue, en la conferencia inaugural de la tercera jornada de la Asamblea Mundial de Radios Comunitarias (AMARC 10).

El relator de la ONU defendió el derecho a comunicar y criticó el castigo penal a radiodifusores. A su juicio, el Estado tiene que regular las comunicaciones de manera equitativa que otorgue garantías a todos los actores.

Por el contrario, "el uso no autorizado de frecuencias se debe a que el Estado no reguló con principios de equidad y justicia", afirmó La Rue. El relator de Naciones Unidas expresó que se busca la "descriminalización de las comunicaciones" a diferencia de lo que pasa en Brasil, Chile o la reciente penalización aprobada en Paraguay.

La Rue criticó que "una frecuencia no autorizada constituya delito". Y agregó que "es una falta administrativa, no un delito, pues se está haciendo un uso público de las frecuencias que son patrimonio de todos".

En este marco, consideró inaceptable que un comunicador en México haya sido sentenciado a dos años de prisión. Las declaraciones se referían a la sentencia contra el director de la radio comunitaria Tierra y Libertad de México, Héctor Camero.

Al respecto, indicó que “es inaceptable que alguien por ejercer la libertad de expresión sea sentenciado penalmente”. Y sentenció que "eso es el regreso a la inquisición de la Edad Media".

Tomado de Púlsar, Agencia Informativa de Amarc-ALC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada