martes, 8 de marzo de 2011

¡Extra! Que Nuevo León es el número 1 en salarios!


“Con el trato salarial que dan a sus trabajadores, los patrones nuevoleoneses ponen el ejemplo nacional, de acuerdo con las estadísticas federales”. Así inicia el artículo del periódico “El Norte” del 2 de marzo pasado, bajo el encabezado de primera plana “ES EL NUMERO 1 NL EN SALARIOS”, comentado por Gilfredo Verdugo, asesor de la AC “Tierra y Libertad”, en el programa “Mundo Obrero”, de la radio comunitaria Radio Tierra y Libertad.
Según la nota de marras, en NL solo el 1.01 de los trabajadores formales, ésto es, 12,437 trabajadores de un total de 1 millón 181 mil reciben 58 pesos diarios.
Por si fuera poco, añade jubiloso “El Norte”, “Nuevo León es la segunda entidad con la mayor cantidad de empleados inscritos e el máximo nivel de ingresos, con más de 25 salarios mínimos, equivalentes a 1,453 pesos al día”.
“En realidad –dijo Gilfredo Verdugo - estos últimos “trabajadores” son los altos ejecutivos de las empresas, cuyas funciones son las de organizar la producción, administrar, llevar el mando en nombre del capital, y los costos para financiar estas funciones salen precisamente del trabajo de los productores directos, que son quienes transforman las materias primas en los productos que van a ser vendidos; son quienes agregan valor a las materias primas, del cual se beneficiarán los capitalistas y sus altos directivos muy por encima de los salarios que devengan los productores directos.
Lo que revela la nota, dijo el conductor de “Mundo Obrero” es la abismal diferencia que existe entre los salarios (que en promedio suman 260 pesos diarios, según el artículo) que reciben los trabajadores creativos, los que llevan la carga más pesada, los que generan las ganancias para los capitalistas, y que resultan ser inferiores seis o más veces en relación a los sueldos con que los capitalistas recompensan a los empleados que les llevan las cuentas y organizan y controlan la explotación de los primeros.
Por otra parte, dijo Verdugo, la cifra de 5 mínimos como salario “promedio” es engañosa, pues como todo promedio, es empujado hacia arriba por los sueldos privilegiados, de manera que la gran mayoría de los trabajadores en Nuevo León, apenas reciben 170 o 180 pesos diarios, equivalentes a tres salarios mínimos; sólo llegan a los 200 o 250 alargando la jornada laboral.
Partiendo de esta realidad, las cuentas alegres de la prensa burguesa regiomontana solo exhiben lo miserable de los salarios de la clase obrera, comparados: 1) con las necesidades que tiene el trabajador y 2) con los niveles de ganancias que obtienen sus patrones "ejemplares". Casualmente, dice Verdugo, nunca publican esta parte de la estadística: qué parte del valor agregado se apropian los capitalistas y cómo evolucionan los salarios frente a las ganancias del capital.
Que el abogado laborista-patronal Sergio Tapia declare que “este sobresaliente lugar de Nuevo León es producto de la equilibrada mezcla de empresas nacionales y extranjeras... tenemos una mezcla tan buena, que no me extraña que los salarios de Nuevo León sobresalgan” puede hacernos imaginar, dice Gilfredo Verdugo, ¡cómo estarán los salarios en otros Estados de la República!
En Nuevo León un salario de 6 a 7 mil pesos mensuales solo permite satisfacer algunas de las necesidades mas elementales, y sobre eso se atreven a presumir los voceros de los patrones capitalistas regiomontanos. Tapia se deshace en elogios cuando se refiere a los salarios que pagan Cemex, Cervecería Cuauhtémoc, la industria del acero, y otras tradicionales de la región “que siempre han dado buenos salarios”, dice él. Además, añade Tapia, “ayuda que la maquila de exportación enfocada a productos de alto valor como la automotriz y la de electrodomésticos, los salarios que paga no son tan bajos”.
Lo que nunca debe olvidarse, dice Verdugo, es que la comparación no debe establecerse con los Estados más pobres, sino con la capacidad de satisfacer las necesidades biológicas y sociales del trabajador y con las ganancias que recibe el capitalista. Partiendo de esta comparación, los salarios de los obreros de Nuevo León no son “tan” bajos, no: ¡son bajísimos, son miserables! – concluyó Verdugo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada