domingo, 1 de enero de 2012

Viejas lacras del nuevo año requieren nuevas propuestas


¡Feliz año nuevo!, sí, pero ¿hay algo realmente nuevo en al año “nuevo”? Los mismos salarios miserables, las mismas condiciones leoninas de explotación, la misma inseguridad en el empleo, la violencia y la militarización de las calles, son lo mismo en el 2012 que en el anterior, si no es que peores.
¡Elecciones presidenciales, es algo nuevo en el 2012! –nos dicen, invitándonos a analizar las “plataformas” de los candidatos. Sí, este año habrá elección de nuevo presidente, pero ¿el simple cambio de año trajo mágicamente una transformación en la naturaleza parasitaria de los partidos registrados que postulan a esos candidatos? ¿Uno siquiera de los aspirantes a la presidencia se propone en serio algo nuevo, como la erradicación de la miseria a través de la erradicación del sistema de explotación? O cuando menos, ¿los triunfadores de estas elecciones: sean alcaldes, regidores, diputados, senadores, gobernadores o presidente, van a renunciar a sus estratosféricos ingresos para comenzar a pensar “a lo proletario” devengando un ingreso no mayor a 15 mil pesos mensuales?
Tenemos que darnos cuenta de que lo único realmente nuevo está en nosotros, en nuestra voluntad de incorporarnos a la lucha por la destrucción de las condiciones de explotación y de opresión que hacen de la vida un infierno para las grandes mayorías de trabajadoras y trabajadores del campo y de la ciudad. Los graves problemas que afronta el pueblo son otras tantas oportunidades para organizar a éste y forjarnos nosotros mismos una conciencia de clase a través de la lucha directa.
Desarrollar la organización popular a través de la lucha práctica junto al pueblo, comprender la necesidad de conformar a nivel nacional un auténtico partido que dirija estas luchas, aprender la experiencia histórica de las luchas de los pueblos del mundo, incluyendo al mexicano, para orientar las nuevas luchas que tiendan a acabar con el sistema de explotación capitalista, son tareas para toda la vida, pero que bien pueden ser nuestro proyecto en el 2012 si deseamos sinceramente un año “nuevo” en la cabal extensión de la palabra.

Nota: El colectivo de Radio TyL agradece la colaboración de las personas que tuvieron a bien apoyarnos en la campaña de solidaridad económica de Diciembre. Gracias por su solidaridad y su confianza. No los defraudaremos.
FOTO: Copiada de pág. de V. Milán/H. Robles en feisbuk

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada