jueves, 22 de abril de 2010

Desalojo: brutal "justicia" del Estado burgués contra los más pobres

Hace ocho años el matrimonio formado por José Luis Cruz y María Ruth Sánchez inició la construcción de su casa en la colonia La Monclovita, municipio de Escobedo, N.L.
Para ello, pagaron el enganche e iniciaron el pago de las mensualidades a Juan Jaime Niño Galindo, agente de ventas de Juan Llanas, uno de los ejidatarios de San Miguel de los Garza, en cuyos terrenos se formaron las colonias Monclova, Monclovita y Ampliación Monclova.
Cuando se supo que Niño Galindo había ido a parar a prisión, denunciado por Llanas pero además por fraccionar y vender lotes sin permiso municipal, los colonos en general suspendieron los pagos. Intervino Fomerrey como suele suceder en estos casos, supuestamente para no dejar al garete a los vecinos, pero en realidad para regularizar los fraccionamientos y permitir que los fraccionadores sigan con su negocio.
En efecto, una vez conseguidos los permisos para fraccionar gracias a la intervención de Fomerrey, Niño salió del Penal, cedió el Poder de administración y Actos de Dominio a Fomerrey, pero reservó para sí el Poder para pleitos y cobranzas, con la asesoría del Lic. Benjamín Rodríguez Anzures, casualmente el mismo abogado que como funcionario de Fomerrey había intervenido en la legalización de los citados predios.
Con la anuencia de los Directores de Fomerrey (Felipe Enríquez, Felipe de J. González Alanís y Mario Guerrero Dávila, sucesivamente), Niño Galindo y su abogado elevaron a discreción los precios de los lotes, violando la Ley de Desarrollo Urbano que obliga a los fraccionamientos administrados por Fomerrey a sujetarse a precios bajos para combatir el precarismo.
El entonces Consejo de Desarrollo Social introdujo los servicios básicos, sin que el fraccionador pagara un peso por ellos, aún así el precio del metro cuadrado se elevó en cinco años de 280 pesos metro a 600, 800 y casi mil pesos. Mäs del 200 por ciento, cuando los salarios se incrementaban apenas un 25 por ciento.
En esas condiciones, muchos vecinos se atrasaron en los pagos. El contrato leonino aceptado por Fomerrey incluyó una cláusula, por la cual además del pago de intereses por saldos vencidos, la demora de tres meses es causal de desalojo.
Implacables, Niño Galindo y su abogado iniciaron los juicios que a la fecha suman más de 20. El Juez, que sólo contempla las cláusulas del contrato no cumplidas por los vecinos y desecha los demás antecedentes, "obsequió" sin más, la primera orden de desalojo, que echó de su casa a José Luis Cruz, chofer, desempleado actualmente, y a su esposa María Ruth, promotora voluntaria que recorre a pie colonias populares de tres municipios con sus mensajes y materiales de salud reproductiva.
Una policía que se esfuma frente al narco,lució prepotente en cambio al echar a la calle los paupérrimos bienes del matrimonio. Sobre la puerta, adornada con cinco calcamonías de Rodrigo Medina candidato del PRI a la gubernatura, sellaron con cadena y candado la expulsión de la pareja.
"Pero esta historia aún no acaba de escribirse" -dijeron decenas de vecinos solidarios, quienes bloquearon una avenida cercana en protesta y con apoyo de la Asociación Civil Tierra y Libertad tomaron las oficinas de Fomerrey el 21 de abril en defensa de los desalojados, por la suspensión de las órdenes de desalojo y por la cancelación de los contratos leoninos avalados por los exdirectores de Fomerrey.

4 comentarios:

  1. Esta nueva protesta que encabezó la ACTyL en las oficinas de Fomerrey es un ejemplo más de como lucha por sus agremiados cuando las causas son originadas por pillos privados en complicidad con el gobierno capitalista. Echar a la calle como quien corre a un perro callejero solo puede ser permitido por un gobierno alejado del pueblo trabajador y sufrido. Esta lucha continuará hasta obtener un resultado satisfactorio para esta familia y las cientos que existen en las tres Monclovas.

    ResponderEliminar
  2. CICLARI. Es lamentable que formules una opinión sin estar enterado en forma completa del asunto... Las personas que se mencionan en la nota son dos gentes irresponsables que en cuatro años jamás se preocuparon de abonar un solo peso por el lote de terreno que ocupan.... y son respsldados por falsos redentores que solo pretenden justificar su existencia rodeándose de personas del tipo que mencionan... y de otras que opinan así como tú.... amparados en su bendita ignorancia

    ResponderEliminar
  3. Se me hace una burla de estas personas y del gobierno que esta enterado de estas barbaridades un terreno sin servicios porque no tiene AGUA y no tiene DRENAJE, ni pavimento los esten vendiendo en esta cantidades cuando son personas de muy bajos recursos.Las personas que estan siendo desalojadas las estan tratando con lujo de violencia peor que unos criminales.les pido que ustedes como medios de comunicacion no dejen sola a esta gente informando tadas las injusticias que se estan cimetiendo.

    ResponderEliminar
  4. no lo uedo kreer conosco gente de ahy me contaron q sacaron a otra gente y los policias de escobedo se le fueron encima a una menor y la golpearon brytalmente eso esta muy mal la niña debio haber sufrido golpes muy fuertes no solo fisicos sino emocionales eso esta muy mal

    ResponderEliminar