miércoles, 7 de abril de 2010

¡Que el asesinato de Teresa y de Felícitas no se olvide ni quede impune!


Hace dos años, Teresa Bautista Merino y Felícitas Martínez Sanchez, locutoras indígenas de la Radio Comunitaria "La Voz que rompe el silencio", al servicio del Municipio Autónomo San Juan de Copala y de las comunidades pobres de la región triqui de Oaxaca, fueron asesinadas en una cobarde emboscada. Las autoridades, encabezadas por el gobernador criminal Ulises Ruiz y sin excluir la indiferencia del gobierno federal, han permitido que después de dos años, este crimen siga impune, como execrable invitación a continuar las agresiones contra los dignos pueblos en lucha de ese Estado.
Los medios al servicio del capital, que siguen con morboso microscopio los mínimos detalles de los hechos de sangre que a sus mezquinos intereses conviene destacar, han arrojado al cesto del olvido este doble asesinato que duele en el alma a todo un pueblo y a quienes nos hermanamos con su lucha. Como miembros de AMARC Mexico y solidarios con las Radios libres y comunitarias del país exigimos castigo a los criminales intelectuales y materiales y cese a las agresiones!

FOTO: Teresa Bautista en la cabina de La Voz que rompe el silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada